top of page

Palabras «salvavidas» para tiempos de tormenta

NAVEGANDO EN EL CAOS Y DESCUBRIENDO SU BELLEZA

21 de diciembre de 2022. Solsticio de Invierno en el Hemisferio Norte. Planeta Tierra.


El caos es el gran agente de transformación; hoy vivimos inmersos en él. Cualquiera que se dé un paseo por las noticias podrá observar sus señales en todo el mundo: guerras, revueltas políticas, crisis de recursos, de dinero, humanitarias, climáticas… reflejo de una profunda transición que estamos experimentando interna y externamente, individual y colectivamente.


Empezamos a navegar en el centro de una tormenta perfecta. Sentimos que algo muy antiguo y profundo que ya no nos sirve se está cerrando, dentro y fuera de nosotros, y a la vez algo «nuevo» está abriendose paso. Lo viejo se resiste a «morir» y lo nuevo todavía no tiene forma o dirección clara…


Ahí radica su belleza. Si te resistes al cambio por miedo o porque quieres evitar la tormenta para no moverte de tu posición actual, corres el riesgo de ahogarte o de que su impacto sea aún más fuerte. Pero si decides aceptarla como parte esencial de la vida, descubrirás a su debido tiempo el gran mensaje que tiene para ti, para todos.


Lo más importante para navegar a través de la oscuridad es encontrar a lo largo del día pequeños puntos de luz donde enfocar y «descansar» tu atención. Hoy lanzamos una de esas boyas salvavidas… Es un regalo que hemos recibido para que podamos abrirlo y compartirlo: una «vieja» nota manuscrita… Uno de esos tesoros escondidos en estanterías, cajones, libros antiguos… en cualquier lugar del mundo… que alguien dejó en algún momento para que salgan a la luz cuando sea necesario.


Aquí la dejamos, tal cual. Sin maquetar, sin editar... es perfecta tal como es:


Todos los humanos debemos tratarnos fraternalmente porque somos iguales en derechos, libres en elección (escoger).
Todos los humanos somos iguales en derechos y dignidad, libres para elegir y hermanos para unirse.

Estas palabras nos recuerdan tres principios fundamentales, libertad, igualdad y fraternidad (posiblemente inspiradas en el lema de Francia y en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, ya que su autor estudió en la Sorbona, vivió en Paris algunos años y colaboró con esa organización). Pero por encima de todo nos recuerdan algo esencial para este momento: la libertad de elegir.


La libertad no está «afuera». No te la da un gobierno, una ley, un jefe, una cuenta corriente… no te la da (ni te la quita) nadie. Es «algo» que cada uno tenemos que encontrar dentro de nosotros. Eres libre para pensar. Eres libre para elegir dónde pones tu atención, qué pensamientos crees y a quién/qué dedicas tu tiempo, tu energía, tus recursos… ya ERES LIBRE... Puedes elegir enfocarte en la tormenta, enfadarte, agobiarte, angustiarte, agotarte para pararla... o puedes elegir anclarte en un ideal y confiar en que todo ocurre por alguna buena razón, dejar que ella te guíe...


Eres libre para elegir así que ELIJE.


¡Ah! y acuérdate de respirar...

Video © 2017 CASA DEL ARBOL. Natalia Doco. (uso divulgativo únicamente).






bottom of page