Igualmente únic@s; promoviendo una autoestima sana

REORIENTAR EL OBJETIVO PARA CONSTRUIR CAMPAÑAS DE COMUNICACIÓN EFICIENTES Y CON IMPACTO A LARGO PLAZO


Octubre 2022


Estos días estoy viendo en televisión el anuncio de la Fundación Colacao enmarcado dentro de su programa escolar SOMOS ÚNIC@S. Un delicioso (y muy útil) ejercicio de afirmaciones que ayuda a comprender (no sólo a los niños) el PODER que todos tenemos para cambiar nuestros pensamientos y así crear nuevas experiencias de vida.


La combinación de frases, música e imágenes pone la piel de gallina (el «pelómetro» como dice una amiga mía) porque toca algo muy profundo y sensible que nos afecta a todos: la IDENTIDAD, el SOY, el YO SOY…


Saber QUIÉN SOY YO es, en mi opinión, una de las grandes preguntas que desde hace siglos nos hacemos a nivel individual y colectivo en todos los ámbitos de la sociedad. La gran búsqueda de la identidad está continuamente presente en el arte, la filosofía, los negocios, la ciencia, la religión, la espiritualidad, el gobierno…


Ya sólo con el impacto emocional la campaña tiene éxito a corto plazo. Ahora bien, para que el mensaje sea eficiente y duradero sería beneficioso reorientar el objetivo y las palabras.


FUENTE: Canal de youtube de Colacao . Idilia Foods.



IGUALMENTE ÚNICOS: LA HERIDA DE LA IDENTIDAD


La identidad es un tema grande, MUY grande… mucho más grande de lo que somos todavía capaces de comprender. Y tiene muchos niveles. Pero lo que si podemos saber y ver es cuándo nuestra identidad está herida porque se manifiesta de múltiples formas: el abuso y el afán de conquista son algunas de ellas.


De alguna manera todos tenemos heridas en nuestro «YO». Dedicamos una gran cantidad de recursos, tiempo y energía queriendo «ser» diferentes, en lugar de querer saber quiénes somos en realidad; quiero ser diferente de los demás, diferente de lo que «soy» ahora… si ofrezco un producto o un servicio, quiero que sea diferente y mejor al del otro… si canto, quiero que mi voz sea diferente, si escribo quiero que mis textos sean diferentes…


En el mundo de las empresas por ejemplo hay muchas identidades heridas cuyas raíces son tan profundas que bloquean las puertas hacia nuevos caminos. De hecho la diferenciación, motor de numerosas estrategias de marketing y de posicionamiento, es una manera de compensar ese dolor invisible.


Una identidad herida nos lleva a construir relaciones humanas basadas en la competitividad y el conflicto, un conflicto que parte de la relación más importante: la que tenemos con nosotros mismos dependiendo de lo que pensamos que somos.


A medida que avanzamos hacia una conciencia de unidad se comprende la paradoja: todos somos igualmente únicos. En esencia somos UNO expresándonos individualmente. No hay que llegar a SER, ya SOMOS. Las relaciones humanas basadas en esta unidad a través de la diversidad trascienden el conflicto y la competencia y dan paso a la colaboración y la armonía.



REPITE CONMIGO: YO SOY SUFICIENTE, TÚ ERES SUFICIENTE


Las palabras son poderosas. Son la punta de la flecha donde dirigimos nuestra energía y nuestras acciones. Así lo expresaba Ghandi:


Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.

Esta campaña de Colacao termina con el mensaje «apúntate al yo soy único - stop al bullying». ¿Donde apunta esta flecha? ¿ Cuál es el foco de su atención?. Paradójicamente a la energía que se quiere erradicar, el abuso. Por la ley de atracción, aquello en lo que nos enfocamos es lo que perpetuamos, así que lejos de pararlo lo estamos manteniendo vivo con el pensamiento y la palabra.


Cualquier objetivo expresado a través de la idea de «evitar», «rechazar» o «parar» algo nos mantiene en una conciencia (y en un lenguaje) de separación. Sabemos lo que queremos pero las palabras dicen y enfocan hacia lo opuesto. Con este mensaje el aprendizaje nos lleva a mantener una actitud de defensa, de combate para derrotar al «otro». Nos aleja de la compasión, la energía que permite comprender que todos tenemos heridas.


Si queremos construir mensajes eficientes y con impacto a largo pazo para que esa energía de abuso pierda fuerza, es importante incluir en nuestra mirada al ´«otro» ya sea el que recibe el abuso como el que lo imparte y apuntar hacia un nuevo objetivo más elevado hacia el que ambos polos opuestos puedan dirigirse. En este caso reorientar el objetivo a cultivar una autoestima sana permitiría poner en marcha acciones con mejores resultados a largo plazo.


La autoestima sana comienza con YO SOY SUFICIENTE, TÚ ERES SUFICIENTE. Y aunque no cura todas las heridas, es un buen punto de partida para que esas energías de abuso empiecen a liberarse.


Un paso adelante en la comunicación es tomar conciencia del lenguaje que utilizamos y buscar un impacto más allá de lo «emocional» y lo cuantificable. Queremos mensajes que transformen y dirigan la mirada hacia acciones eficientes a largo plazo; una comunicación desde el corazón sabiendo que estamos plantando pequeñas semillas que a su debido tiempo darán frutos, aunque nosotros no veamos los resultados. Como dice este proverbio griego utilizado en la serie After Life : una sociedad crece grande cuando hombres y mujeres sabios plantan árboles sabiendo que nunca disfrutarán la sombra que lleguen a dar.